Sharing and integrating the user: Collaborative projects // Compartir e integrar al usuario: Proyectos colaborativos


The People’s Supermarket in London via seanofloinn.blogspot.com

Arthur Potts Dawson co-founder of The People’s Supermarket via smart-urban-stage.com

The People’s Supermarket ID via identitydesigned.com

Until now, establishments and business models based on the distribution of organic products, have suffered the consequences of being outside of the economies of scale. The production adds value with care and selection, increasing the final price fairly. However, new proposals for social and responsible entrepreneurship have opened the doors to new patterns of consumption based on community and collaboration. Time and participation are erected, too, as currencies.

This is the case of The People’s Supermarket, a cooperative in the London borough of Camden which aims to connect the urban community in search of local and organic products at reasonable prices, with the nearby farming community. Members of the cooperative -who are already over a thousand! – pay an annual fee of £ 25 and pledge to spend 4 hours a month to work in the store. Thus, the cooperative can offer products with a low business margin to its members (with a discount of 20%), while they form the active part of their development.

Shortening the supply chain, they support those small producers who can not afford to be present in large retail chains, both strive to meet growing urban demand for fresh, healthy, seasonal and close products. They also have an ambitious project to reduce the amount of food discarded: The People’s Kitchen. Cooking many of the products at risk of becoming waste and making compost with the rest. It not only allows them to offer healthier prepared meals at good prices, but have generated some jobs and significantly reduced their organic waste generation. With this formula, they may even offer a catering service for events.

The store and their corporate image are a reflection of their values, conveying the diversity of its members and the culture of DIY. Is not only the people’s supermarket and kitchen, it also identifies that their brand belongs to its members. Their design is transversal and democratic, like their philosophy, and has been designed under the premise of eco-design, reducing costs with highly customizable standard parts.

At the end of this post, we have embedded a video about The People’s Supermarket and we’d like to encourage all our londoner readers to be part of this beautiful project.

—-

Hasta ahora, los establecimientos y modelos de negocios basados en la distribución de productos ecológicos, han sufrido las consecuencias de estar al margen de las economías de escala. La producción pone en valor su cuidado y selección, incrementando equitativamente el precio final. Sin embargo, las nuevas propuestas de emprendimiento social y responsable han abierto las puertas a nuevos modelos de consumo basados en la comunidad y la colaboración. El tiempo y la participación se erigen, también, como monedas de cambio.

Es el caso de The People’s Supermarket, una cooperativa en el barrio londinense de Candem que pretende conectar a la comunidad urbana en busca de productos locales y ecológicos a buen precio, con la comunidad de agricultores cercanos. Los miembros de la cooperativa -que ya son más de mil!- pagan una cuota anual de 25 libras y se comprometen a destinar 4 horas mensuales a trabajar en el establecimiento. Así, la cooperativa puede ofrecer productos con un bajo margen comercial a sus miembros (con un descuento del 20%), a la vez que éstos forman la parte activa de su desarrollo.

Acortando la cadena de distribución, apoyan a aquellos pequeños productores que no pueden permitirse estar presentes en las grandes cadenas de distribución, a la vez se esfuerzan en poder cubrir la creciente demanda urbana de productos frescos, sanos, de temporada y cercanos. Cuentan también con un ambicioso proyecto para reducir la cantidad de alimentos desechados: The People’s Kitchen. Cocinan buena parte de los productos que corren el riesgo de convertirse en residuos y hacen compost con el resto. No sólo les permite ofrecer comida preparada sana a buenos precios, sino que han generado diversos puestos de trabajo y reducen notablemente su generación de residuos orgánicos. Con esta fórmula, pueden incluso ofrecer un servicio de cátering para eventos.

El establecimiento y la imagen corporativa son un reflejo de sus valores, transmitiendo la diversidad de sus miembros y la cultura del DIY (háztelo tu mismo). No sólo es el supermercado y la cocina de la gente, sinó que también su marca pertenece e identifica a sus miembros. Su diseño es transversal y democrático, al igual que su filosofía, y ha sido ideado bajo las premisas del ecodiseño, reduciendo los costes con piezas estándar altamente personalizables.

Adjuntamos un vídeo sobre The People’s Supermarket y animamos a todos nuestros lectores londinenses a formar parte de este bonito proyecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s