La historia que contamos

Somos fruto de las historias, de generación en generación vamos contando historias acerca de nuestro pasado, nuestras experiencias y de lo que aprendimos a través de ellas. Las experiencias de marca no tienen un matiz diferente y es que como consumidores mostramos afinidad por las marcas que ofrecen productos o servicios que se unen a una historia.

El storytelling se ha convertido con los años en la pieza fundamental que da marco teórico a las experiencias de una marca, si hacemos un análisis de nuestro entorno, las marcas que suelen incidir en el rango económico más alto son casualmente las que tienen una historia clara, desde la cual destilan y reflejan más interés o deseo, ejemplos rápidos los tenemos en marcas como Ferrari, Apple, Lamborghini, Tesla, Gucci, LV, Balenciaga, etc. El storytelling es el principal factor que agrega valor económico y social.

El storytelling tiene que ser coherente, ya que el concepto de realidad es ambiguo según contexto, educación y estilo de vida; este es el objetivo que se debe plantear toda persona que tiene la responsabilidad de construir una marca y desarrollar su experiencia. Comunicar una buena historia, cargada de valores e ideales que le permita a cada usuario identificar de manera clara lo que somos y lo que pretendemos. En muchas de nuestras formaciones siempre traemos el símil de la mariposa y el jardín, si queremos tener una gran cantidad de mariposas en nuestro jardín no tenemos que ir buscando una a una, lo que debemos hacer es trabajar en la construcción de un jardín, agradable, lleno de flora que invite a la vida de las mariposas. Y es que ahora el mercado funciona de la misma manera, en todos nuestros años hemos visto los grandes presupuestos para “captación de clientes” en los que los recursos se invierten en herramientas como la publicidad o algunas prácticas en marketing que buscan informar a más y más usuarios acerca del producto que vendemos; pero nos preguntamos nosotros, ¿No sería mejor invertir este dinero en nuestra propia marca? De esa manera podemos construir un lugar deseable, del cual las personas quieran adquirir nuestros productos o servicios, del que de igual manera profesionales del sector quieran entrar a formar parte de este organismo empresarial. ¿Cómo llegamos a todo esto? Un paso fundamental es tener y comunicar esa historia, que ayuda a construir la expectativa que cada uno se construye mentalmente para componer de manera conceptual su idea de marca. 

Es la capacidad de contar buenas historias el principal valor diferenciador en el mercado, las historias que se saben comunicar son aquellas que tienen un espacio en la vida de las personas. Desde los inicios de la humanidad las historias han sido la principal herramienta para compartir experiencias, emociones, valores y son un medio para expandir el mensaje.

Una buena historia debe estar cargada de coherencia, este es el principal sentido por el cual abordamos y compramos un storytelling, el cual entendemos y sentimos como real, consecuente y en directa relación entre lo que se dice y lo que vemos. Es aquí donde se demuestra la importancia de primero tener una historia y segundo saberla comunicar, ya que una marca que pretende ser competitiva, debe tener una historia coherente desde la cual un usuario pueda sentirse identificado

Dentro de nuestra metodología Cyclical Branding®, el storytelling tiene un valor especial y sumamente relevante, y es que nosotros en cada proyecto o formación que desarrollamos vemos la importancia de confeccionar un storytelling que se haga real por medio de una estrategia coherente en la relación espacio/tiempo de cada marca. Cada recurso, cada estrategia, cada campaña, cada elemento y cada persona que hace parte de una marca, debe tener muy claro su storytelling, y es que como usuarios estamos buscando todo el tiempo la relación directa de la historia con las acciones que vemos.

Storytelling + coherencia es parte de la fórmula para competir en el mercado, y tener cada día más y más usuarios que serán fieles y embajadores de la marca. Tomémonos un tiempo para buscar nuestra historia, nuestra esencia y desarrollemos una estrategia desde la cual podamos comunicar quiénes somos, de manera honesta y transparente. 

Si quieres más información acerca de nuestra metodología y los procesos de capacitación de marca, desarrollo y consultoría de proyecto o programas de auditorías, por medio de un email a manager@brandcelona.com, te podremos enviar toda la información para ampliar tu visión acerca del diseño como medio para alcanzar objetivos empresariales.

El valor del tiempo

¿Qué es el tiempo? ¿En que afecta la relación del tiempo en nuestro día a día? ¿Será el tiempo la principal moneda de cambio en el futuro?

Son preguntas que nos realizamos para desarrollar nuestros análisis de la sociedad, cada vez que vemos un nuevo espacio, conocemos una nueva marca o vemos implementada una nueva estrategia, todo circula en relación al tiempo, y es que es éste el que permite que las experiencias de marca puedan existir, sin este factor no tendría sentido desarrollar ningún tipo de estrategia para hacer crecer una marca. El tiempo vive varias etapas y se establece como un indicador directo de interés, lo vemos en las relaciones emocionales e interpersonales entre individuos de la sociedad, si me interesa estar con alguien doy más de mi tiempo, si por el contrario no me interesa, intento perder la menor cantidad de tiempo. 

Es curioso como el tiempo afecta nuestro entorno, y para los que desarrollamos marcas, el tiempo es un eje de atención. ¿Qué estamos haciendo para merecer el tiempo de las personas? ¿Les interesa a nuestros usuarios invertir tiempo con nuestra marca?.

En muchos de nuestros Retail Tour vemos la representación tangible del tiempo en las experiencias que analizamos y cómo puede valer según su uso y eficacia; que una persona pase mucho tiempo en un espacio no es indicador directo de interés, y por el contrario, una que pase muy poco no quiere decir que no se valore su tiempo. Son matices y es la manera de establecer una estrategia coherente la que pone sobre la mesa el uso del tiempo y como éste en consecuencia se convierte en eficiente e inmediato

Las experiencias de marca se deben establecer en una relación espacio/tiempo las cuales nosotros denominamos antes, durante y después; es esta la manera en la que hemos entendido que podemos gestionar los tiempos de marca, el uso de los recursos y cómo entran en relación directa con las personas. Es importante filtrar en que parte de la experiencia entra el medio que pretendemos establecer o proponer para los usuarios. Si entendemos que estamos haciendo un proceso digital, el cual no es asistido, si no que por el contrario está pensado para el autogestionamiento del usuario y que puede a través de éste obtener un producto o servicio, la rapidez por llegar al punto final es importante, los espacios digitales que no tienen un proceso de análisis y no miden el tiempo hace que en consecuencia la experiencia y la marca pierda credibilidad. En el caso de un servicio o asesoría in situ el tiempo se mide por la cantidad de inputs que podamos llegar a ofrecer a una persona, somos individuos que nos regimos por sensaciones, sin éstos perder el hilo es fácil, acompañar y guiar la experiencia ayuda a crecer la implicación de la persona envuelta en el proceso que pretendemos ofrecer. 

No establecer un pensamiento crítico y seguir las tendencias sin una estrategia detrás que haga de base conceptual, nos puede llevar a la embriaguez de la inmediatez. En este estado, donde todo debe salir rápido, sin tener una mínima previsión de nada, donde no se hace un uso correcto del tiempo, nos puede llevar a cometer errores, a comunicar cosas que no creemos y que incluso puede hacer caer la percepción de profesionalidad que ofrecemos al mercado, donde por consiguiente entraremos en un caída libre a la indiferencia del mercado y sobre todo de las personas. Es por esto, que hacemos énfasis en el uso correcto del valor del tiempo, de conocer de manera real a nuestros usuarios, a entender sus hábitos y en función de ellos comprender cómo podemos ofrecer estrategias sólidas. 

El tiempo es ritmo, y es la principal herramienta para establecer cualquier tipo de experiencia de marca; es éste y su buen uso, la principal herramienta para la diferenciación. Esta es una reflexión que nos gusta llevar a las personas, y es la relación con el tiempo donde podemos identificar las herramientas infravaloradas, gracias a nuestros procesos de auditoría hemos podido identificar como en ocasiones envueltos por el día a día se crean diversidad de formatos o herramientas que no tienen una coherencia con el plan estratégico, ni mucho menos una implicación clara en el antes, el durante y el después; esto trae consigo la mala percepción de cómo el diseño estratégico entra a ser una disciplina que en lugar de ofrecer soluciones, entra en directa relación con el malgasto de los recursos económicos y la banalidad estética como su principal factor de reconocimiento. Es aquí donde se pierde toda esperanza por ofrecer experiencias de marca vehiculizadas con metodologías de diseño que sean efectivas, estratégicas y coherentes

Nuestra metodología tiene una relación directa con el tiempo, es éste nuestro eje de aplicabilidad, desarrollo y cohesión del mensaje en la experiencia. Creemos que todo debe tener un momento específico en el tiempo, tanto para la interacción como para la creación de cualquier herramienta, estrategia o soporte. Esta es la manera en la que hemos encontrado nuestro camino para desarrollar proyectos y formaciones de manera coherente sin entrar en el mal concepto del malgasto de dinero y de tiempo. Al dividir nuestro proceso de trabajo en hitos estratégicos, podemos establecer de manera coherente un hilo conductor para las decisiones estratégicas en el antes, el durante y el después, teniendo información de base que avala cada decisión que tomamos, desde la cual podemos saber su utilidad y si es pertinente y necesaria. 

Si quieres más información acerca de nuestra metodología y los procesos de capacitación de marca, desarrollo y consultoría de proyecto o programas de auditorías, por medio de un email a manager@brandcelona.com, te podremos enviar toda la información para ampliar tu visión acerca del diseño como medio para alcanzar objetivos empresariales.

Marcas que dibujan futuros // Brands that draw futures

Mediform plus fue creada por Luis de la Fuente, con el objetivo de aportar innovación, formación y aprendizaje práctico al sector de la farmacia. En este camino de búsqueda de la excelencia y la distinción, Mediform trabaja bajo la clara idea de que «El futuro no se improvisa, se planifica». Como consecuencia de este objetivo, esta organización empresarial es el puente entre los farmacéuticos y los profesionales especializados en la diversidad de productos que ayudan a crecer la oferta y la eficacia de las farmacias.

Reto

La búsqueda de la innovación es una ardua tarea que nace de la curiosidad y la excelencia. Mediform solicitó a nuestro equipo creativo una nueva forma de identificarse estratégicamente con su público objetivo, donde la principal tarea era mostrar una nueva forma de proceder, más fresca y ágil, esto con la misión de mostrar a las nuevas generaciones una visión más actual y real de lo que es hoy una farmacia y todo lo que la engloba.

Resultado

Creación de la estrategia de marca y posicionamiento mediante el desarrollo de la comunicación visual y verbal.

Retocamos el acrónimo MDF para conseguir, a través de formas geométricas, un símbolo totalmente pregnante y memorable.

El icono + desaparece dando lugar a un símbolo geométrico no descriptivo y menos recurrente.

A través de una tipografía muy consolidada (Franklin Gothic) y con muy buena legibilidad, trabajamos esta propuesta de fácil reconocimiento.

Añadimos un leitmotiv aspiracional, descartando cualquier descripción para vincular emocionalmente la marca con sus usuarios.

brandcelona® Strategic Brand Leadership diseña smart brands para negocios de la nueva era a través de innovadoras herramientas estratégicas y la metodología de trabajo registrada Cyclical Branding® . Para ampliar cualquier información escríbenos a hola@brandcelona.com.

www.cyclicalbranding.com

www.yellowweare.com


Mediform plus was created by Luis de la Fuente, with the aim of bringing innovation, training and practical learning to the pharmacy sector. On this path of seeking excellence and distinction, Mediform works under the clear idea that «The future cannot be improvised, it must be planned». As a consequence of this objective, this business organization is the bridge between pharmacists and professionals specialized in the diversity of products that help to grow the offer and effectiveness of pharmacies.

Challenge

The search for innovation is an arduous task born of curiosity and excellence. Mediform asked our creative team for a new way of identifying strategically with its target audience, where the main task was to show a new, fresher and more agile way of proceeding, this with the mission of showing new generations a more current and real vision of what a pharmacy and everything that encompasses it is today.

Outcome

Branding strategy creation and positioning through visual and verbal communication development.

We retouched the MDF acronym to achieve, through geometric shapes, a totally pregnant and memorable symbol.

The + icon disappears giving rise to a non-descriptive and less recurrent geometric symbol.

Through a much-consolidated typography (Franklin Gothic) and with very good legibility, we worked this proposal of easy recognition.

We added an aspirational leitmotif, discarding any description to emotionally link the brand with its users.

brandcelona® Strategic Brand Leadership designs smart brands for the new era business through innovative strategic tools and the Cyclical Branding® methodology. For further information please write to hola@brandcelona.com.

www.yellowweare.com
www.cyclicalbranding.com

Personas, planeta, propósito

El contexto avanza, el mercado evidentemente evoluciona gracias a las personas y la pandemia trajo consigo nuevas reglas sociales que las marcas deben asimilar e incorporar. En muchas de nuestras reflexiones hablamos de las estrategias en branding vehiculizadas para las marcas, el significado de las experiencias y sobre todo la importancia de la marca en un organismo empresarial. En este caso vamos hacer una reflexión, análisis y evaluación de cómo el propósito, el planeta y las personas son ahora la nueva teoría de las 3 P, y cómo afectan a las estrategias de branding, las experiencias y a las marcas. 

Los hábitos de consumo se vieron afectados por la entrada de la nueva normalidad, el duro golpe de la implementación de los medios digitales como puente para las relaciones personales, profesionales y comerciales, impusieron una nueva manera de asimilar la realidad; la presencialidad ya no es sinónimo vinculante de profesionalidad, agilidad, eficacia o inmediatez, lo que por consiguiente nos trae que la presencialidad es un sentido voluntario, indicador directo de interés, lo que a su vez nos lleva a la revalorización del tiempo como principal moneda intangible. ¿Cuánto tiempo quiero dar? ¿Cuánto tiempo me interesa estar aquí?

Personas

En este entorno redefinido vemos la importancia de siempre poner a las personas primero, y es que son éstas las que hacen que una marca crezca, tenga impacto y por ende sea referente; el factor humano es el principal activo tangible de cualquier marca, es la cara empática y solidaria de un organismo empresarial. Las empresas donde los jefes son villanos, donde en los medios cargos prevalece el ego y los trabajadores de base no se sienten valorados, son las empresas que tienen los días contados. Vivimos en la era donde la política de cancelación gracias a internet tiene un impacto cada vez más relevante, las empresas que no piensan en el bienestar laboral de su equipo, que a su vez no ven a su equipo como personas, no pueden esperar una implicación, ni mucho menos ver aplicados los conceptos que hacen crecer la experiencia de marca. El común denominador será la tónica de se hace porque toca hacerlo, no porque se crea. 

Planeta

Vivimos en comunidad en un espacio llamado planeta, y este contenedor es cada día un factor de relevante discusión en cualquier medio. Estamos finalmente pasando del mensaje de que más allá de aprender a reciclar, debemos primero aprender a consumir. Combustibles fósiles, excesivo consumo de carne, obsesión por la fast fashion, hiper digitalización, entre muchas otras, son problemáticas que se están poniendo sobre la mesa para evaluar su impacto en nuestras vidas y su directa relación con el entorno. Este pensamiento nos está haciendo crear poco a poco una mentalidad más consciente acerca de lo que nos rodea y el impacto que generamos.

Las marcas por su lado, tienen el deber de incorporar métodos para reducir su huella medioambiental, grandes corporaciones están limitando viajes innecesarios, evitando el uso del combustible en traslados a las oficinas, estableciendo protocolos de residuos y obviamente reemplazando materias que contaminan por su equivalente sostenible. Esta mentalidad es la que va a perdurar en este entorno redefinido y sobre todo la que va a regir en el mercado, será el filtro para poder comercializar cualquier ítem y sobre todo será un factor de evaluación para cualquier usuario que adquiera un producto o servicio. 

Propósito

Aquí yace el vínculo de cómo establecer conexiones emocionales con una marca. Hoy en día el valor de las marcas reside en su potencial intangible, es este carácter el que va directamente relacionado con el nivel de impacto que puede tener en la sociedad y por ende en las personas. El propósito es la clave desde la cual cada usuario siente afinidad con una marca, esta percepción intangible de valores aunada al estilo de vida es la fórmula para construir una comunidad sólida de usuarios. 

Tener un propósito sólido y claro es la base de toda marca, ésta es la guía que necesita la marca para establecer sus valores. El equipo trabaja día a día con esta idea como brújula de navegación y para los usuarios este es el filtro por el cual se compra o no una marca. Estas marcas transparentes y honestas con sus usuarios, con una conciencia medioambiental y social que abogan por un camino claro, sin matices grises y que abogan por crear valor y crecimiento generando conocimiento propio, son aquellas marcas que tienen un propósito consecuente, son las que podemos reconocer como coherentes. 

Estos tres apartados son lo que el mercado define como las 3 P. Esta visión es la que define una smart brand, una marca que entiende su punto de inflexión en la sociedad, que muestra empatía por el entorno y por las personas, que hace bandera de sus valores y que crea un ambiente cohesionado entre usuario y marca. Y es ésta la finalidad de todo.

Si quieres más información acerca de nuestra metodología y los procesos de capacitación de marca, desarrollo y consultoría de proyecto o programas de auditorías, por medio de un email a manager@brandcelona.com, te podremos enviar toda la información para ampliar tu visión acerca del diseño como medio para alcanzar objetivos empresariales.

Aprender, construir y medir: experiencia de marca

Llevamos más de 15 años desarrollando e implementando proyectos con diversas ideas en diferentes sectores y modelos de negocios, esto nos ha permitido dar base sólida al valor, el lugar y la relevancia del conocimiento en cada estrategia que desarrollamos.

Antes de iniciar está reflexión es importante deconstruir el concepto de “experiencia de marca”. EXPERIENCIA, por un lado la RAE lo define como: “Práctica prolongada que proporciona conocimiento o habilidad para hacer algo”. Y por el otro lado, MARCA lo definimos según nuestra metodología Cyclical Branding® como: “La representación tangible y visual de una idea de negocio, conectada emocionalmente a una metodología de diseño”. Ahora bien, según estos dos inputs definimos una experiencia de marca como: “la capacidad que tiene una marca por medio de una representación tangible y visual, de ofrecer una conexión emocional que brinde conocimiento a una persona”.

Crear experiencias de marca se ha convertido en nuestro objetivo número uno en todos los proyectos que desarrollamos y todas las formaciones o clases de las que podemos ser parte alrededor del mundo, este objetivo nos ha llevado a inculcar en las personas de diversos contextos la importancia de este concepto que se construye gracias a tres etapas fundamentales.

Las experiencias de marca crecen en primera instancia gracias al conocimiento alimentado por la visión, implantar la curiosidad por ser diferente y no seguir tendencias pasajeras e innecesarias. Todo esto ayuda y brinda el ambiente propicio para poder establecer estrategias emocionales, que dan vida a las experiencias de marca. Esta visión se establece en base a 3 áreas específicas las cuales hacen de marco conceptual para los procesos que se deben desarrollar. Estos tres pasos son la fórmula para encajar de manera coherente la incorporación donde se puede seguir el crecimiento y controlar los procesos para una experiencia de marca.

  1. Aprender

Creemos que la formación es la clave para todas las organizaciones que pretenden ser diferentes y que quieren dirigirse al éxito. La curiosidad por afrontar una posición de búsqueda del conocimiento y nuevos inputs, permiten en primera instancia abrir el panorama del entorno, del espacio, del campo visual y, por ende, entender de mejor manera el mercado en el cual viven las marcas. Es allí, donde se enmarca el principal objetivo de buscar la manera de establecer procesos diferentes que aspiren a la diferenciación.

Somos fieles creyentes que en branding los procesos de aprendizaje son claves, sin ellos no se puede avanzar, son una pieza fundamental para poder interiorizar nuevas propuestas que sin un conocimiento base sería difícil  entender e interpretar; esto lo sabemos gracias a nuestra experiencia del día a día y sobre todo en base a nuestra metodología, los procesos de los que hemos tenido la oportunidad de ver crecer y construir, se han dado gracias al trabajo conjunto del empresario líder de la marca, que pone en nuestras manos su visión de organización empresarial, y que a su vez, nos permite y tiene la confianza de seguirnos para aprender a ver, a interpretar, a ser crítico expandiendo su visión de lo que conoce de su sector, de lo que es una marca y sobre todo a definir su propio concepto de experiencia para la marca que gestiona. Es este carácter y visión el que nos gusta promover con nuestras herramientas de innovación y crecimiento empresarial. 

Los Retail Tour y Workshops, son actividades que nos permiten como líderes del aprendizaje de marca, sacar a los participantes de su zona de confort para que les ayude a cuestionar su entorno y por ende, promover el nacimiento de nuevas estrategias que generen un impacto en su experiencia de marca. Creemos que involucrar al/los gestor/es de cada marca en este proceso de aprendizaje e ideación es clave para nuestro proceso de creación, conocer diferentes entornos sociales como los de New York, Amsterdam, Londres, Barcelona y, Berlín entre muchos otros más, ayudan a crear una imagen que consideramos amplia y enriquecedora debido a las experiencias a las que invitamos a que los participantes vivan en nuestras jornadas.

De esta manera, entendemos que cada uno de ellos puede crear bajo su propia interpretación un modelo de aprendizaje teórico-práctico que le ayudará a interiorizar el proceso de construcción de una experiencia de marca.

  1. Construir

De nada sirve idear, pensar e intuir estrategias que no tienen la capacidad de desarrollarse. Esa es siempre nuestra premisa cuando iniciamos cualquier proyecto, consultoría o auditoría. Todo lo que planteemos debe tener implicación real y debe cumplir unos parámetros que ayuden a cumplir el propósito de marca. Éste tiene que ser el principal objetivo de cualquier planificador que se dedique al desarrollo estratégico de experiencias de marca, y evidentemente debe ser lo que cualquier empresario, comité o gestor de marca debe esperar del equipo responsable encargado de construir una experiencia coherente para su marca.

Con más de 15 años construyendo experiencias nos damos cuenta que los planes que se caracterizan por tener solidez, son aquellos que se desarrollan por etapas con un plan de riesgos y tiempos controlado que, a su vez, entienden de manera lógica como construir las ideas planteadas en un estado previo de aprendizaje, aquí es donde se construye la coherencia de una marca, es donde se ven desarrollados los valores, el propósito y los objetivos empresariales.

Con diversas experiencias implementadas, las cuales muchas de ellas hemos tenido la gran oportunidad que han sido avaladas por el entorno social y galardonadas con premios como Gold Award Packaging Pentawards en Londres, WorldStar of Packaging en Basel, Design for Recycling en Barcelona y Les Lunitiers du Jura en París, entre otros. Nos han ayudado a consolidar nuestra premisa de establecer procesos focalizados en el diseño y construcción de estrategias empresariales con la ayuda del diseño como medio en el que prima la coherencia en las experiencias de marca.

  1. Medir

Medir se ha convertido en un área de especial atención para nosotros, nos hemos dado cuenta que debemos medir los procesos que desarrollamos, esto en consecuencia, nos permite obtener la famosa “data” donde, por consiguiente, tomamos la retroalimentación de las experiencias desarrolladas en cada caso particular y hacemos en función de ello un proceso de análisis en el cual podremos establecer nuevos procesos que refuercen la historia que estamos contando. 

Este es un ejercicio que ejecutamos incluso con nuestras propias marcas, los que nos conocen saben que cualquier idea o pensamiento teórico que proponemos, primero pasa un proceso de testeo corporativo, donde medimos de manera consecuente el posible aporte que pueda tener esto tanto en nuestro día a día, como en el de un tercero. Es por ello, que medir los resultados sean buenos o malos es vital, esto activa la curiosidad de crecimiento continuo y permite establecer nuevos retos.

Gracias a este impulso por medir todo lo que desarrollamos, nace nuestro modelo de auditoría el cual se especializa en medir de manera cuantificada la experiencia de una marca en base a 8 áreas de impacto, las cuales se subdividen en 30 ejes de evaluación con 104 factores los cuales se promedian y por consiguiente, arrojan un porcentaje en el cual podemos clasificar cada experiencia además de identificar de manera mucho más ágil fortalezas y puntos a mejorar. 

Aprender, construir y medir, esas son las tres claves importantes para esta reflexión, sin estas tres etapas es muy difícil entender cómo estructurar una experiencia de marca y es más complejo aún poder crear un proceso estratégico corporativo. Estas tres etapas se centran en nuestra metodología Cyclical Branding®, son estos tres conceptos lo que dan vida actitudinal a nuestro método y desde el cual invitamos a las personas a conocer y formarse.

Debemos ver a nuestro alrededor, entender cómo funcionan los mismos procesos en otros contextos y en función de ello interpretarlos, tomar algo de inspiración y establecer nuevos métodos que nos nutran de eficiencia e identidad, los cuales están cargados de aplicabilidad real que podamos medir. De esa manera podremos estar en la vida de las personas que escogen nuestra marca. 

Si no ofrecemos nuevas maneras de generar vínculos emocionales, entraremos en un estado de indiferencia en el mercado, y esta, es la pesadilla más grande para una marca.

Si quieres conocer más acerca de nuestra metodología, nuestros procesos o formaciones, te invitamos a escribirnos a manager@brandcelona.com, de esa manera te podremos enviar toda la información especializada en el tema que más te interese.

Promesa & expectativa: La clave del saber posicionarse y vender.

Nuestra comunidad se sostiene y existe bajo conceptos básicos y lineales, como individuos convivimos bajo un constante proceso de transacción diaria entre lo que ofrecemos y lo que recibimos, este simple concepto trasciende desde el objetivo económico hasta el emocional. Sea lo que sea que hagamos, ofrezcamos o desarrollemos, intrínsecamente nuestra vida se ve en parte compuesta por este concepto primario de supervivencia.

Con las marcas este criterio se trabaja, se multiplica, se analiza y si es el caso se penaliza. Nuestra relación como usuarios de marcas se ve enmarcada por el estrecho y difícil lazo de la promesa y la expectativa, esta es la premisa principal que todo CEO, gestor de marca, manager o comité directivo debe tener siempre en cuenta para que su marca pueda existir y por ende, competir en un mercado abarrotado de miles y miles de opciones para un mismo servicio o producto.

Conceptualmente la percepción real de una marca es el punto intermedio entre la promesa que comunica a sus usuarios y la expectativa que cada individuo se crea en relación a ello. Esta delgada línea es la que sostiene a una marca en el mercado, la hace que perdure en el tiempo y sobre todo que sea referente de su sector, cuanto más coherente es una marca, más tiempo existe. Es esta la visión estratégica desde la cual se debe abordar la visión y el significado de una marca, en donde por consiguiente nos alejamos de las constantes afirmaciones de que un logo no es una marca, de que el producto es lo más importante de la marca/empresa, o simplemente de vivir de los conceptos básicos de la publicidad basada en ofertas y promociones.

En los años que llevamos trabajando en investigación y observación de mercados, cada día nos damos cuenta que, el error más común es creer y estructurar estrategias pensado que la sociedad y nosotros como usuarios vivimos alrededor del producto, este modelo de venta y de negocio basado en la publicidad como necesidad para adquirir productos es anticuada y alejada de la situación actual. Vivimos en un entorno hipercompetitivo y masificado, llegar a pensar que los usuarios nos eligen simplemente por el producto que se vende, es un sentimiento sobrevalorado de creer y querer ser especial, aunado a la falta de una estrategia validada, sin un trasfondo y que por ende que no funciona. Como gestores de marca, la base principal del pensamiento estratégico se traza en entender que, los usuarios tienen a día de hoy miles y miles de opciones para un mismo producto o servicio, por ende, el debate interno de la decisión de compra, no se focaliza en que las personas quieren comprar un producto, ni mucho menos compran una identidad gráfica alrededor del producto. A día de hoy, el punto real que afirma la existencia de una marca radica en el sentimiento disfrutado sobre un producto, servicio u organización entendido como medio. Es esta la definición fiable que entendemos como marca y desde la cual desarrollamos estrategias por medio del diseño que permiten cumplir objetivos empresariales.

La conclusión de toda esta reflexión que hoy les presentamos se basa en: 1. El mercado vende y posiciona las marcas con un alto nivel de coherencia, que entiende la balanza de la promesa y la expectativa. 2. Una marca es tan buena como las experiencias que permita disfrutar, esta es la principal clave para formar un estilo de vida, que en consecuencia crea posicionamiento en el mercado. 3. Sin una buena marca, no se puede competir y por ende mucho menos existir.

Creemos que el diseño es el medio que ayuda a los empresarios a posicionar organizaciones empresariales, pero esto solo se puede conseguir con un conocimiento real del entorno social, de las personas y sobre todo de qué es una marca. Sin esta base seguiremos en el recorrido del diseño como eje estético, que hace comunicación para un producto y no para una marca que construye valores de los cuales las personas quieren comprar.

Somos fieles creyentes que de nada sirve exponer una teoría sin tener un proceso lógico que hace realidad las ideas, es por ello que, en la búsqueda por hacer tangible nuestra perspectiva de construcción de marca, en relación al modelo teórico de la promesa y la expectativa, creamos un proceso de trabajo el cual lo dividimos en tres apartados esenciales según nuestra metodología del Cyclical Branding®: Aprender, Construir y Medir. Estas tres etapas nos permiten establecer un proceso de construcción real de marca. Donde la búsqueda por la coherencia en los proyectos que desarrollamos es el principal objetivo, este círculo de retroalimentación continua, nos permite tener un feedback directo en cada proceso estratégico que ideamos, diseñamos e implementamos.

Si quieres conocer más acerca de cómo establecer estrategias reales de creación, gestión y auditoría de marca, envíanos un email a manager@brandcelona.com, de esa manera te podremos enviar más información para ampliar tu visión acerca del diseño como medio para alcanzar objetivos empresariales.

¿Por qué los empresarios no creen en estrategias de diseño?

Llevamos más de 15 años en el sector del diseño y gestión de experiencias de marca por medio del branding como disciplina. En este proceso de conocimiento y experiencia conjunta con clientes en proyectos en activo, universidades impartiendo clases y desarrollando procesos internos de investigación y análisis del branding en los entornos sociales, nos ha permitido crear una imagen real del impacto de las estrategias de branding en diversos sectores, estableciendo un fuerte vínculo entre la percepción del diseño y los negocios.

La primera gran interpretación la vemos traducida en lo que definimos como el obstáculo principal, esta se presenta en la credibilidad de las estrategias, ya que al tratarse de un proceso estratégico de diseño la manera de interpretarlo, tratarlo e idearlo es intangible, es un proceso que proviene del mundo de las ideas donde en muchas ocasiones la percepción por parte del empresario no llega buen puerto por falta de cohesión entre el mundo administrativo de una empresa y su departamento de comunicación.

Teniendo en cuenta esta hipótesis decidimos hace más de una década iniciar y desarrollar un proceso que diera respuesta a la falta de credibilidad y pudiera establecer un hilo conductor coherente que le permitiera al diseño y al branding entrar en una posición de valor para la organización empresarial. Lo que sabíamos.

El diseño entendido como herramienta de comunicación para una empresa, no entra en consideración de un comité de decisión. Esto se debe a que por modelo histórico la comunicación es entendida como un departamento que vuelve estéticamente agradable los mensajes de los productos que posteriormente se deben comercializar.

El problema.
En la empresa: Los comités de dirección ven las estrategias de branding únicamente en el canal de la comercialización de productos/servicios. Donde muchas veces el proceso es liderado por capital humano ajeno a las metodologías y pensamiento de la comunicación y el diseño desde un apartado estratégico.
En el capital humano: La academia históricamente se encargó de posicionar las disciplinas del diseño únicamente en el apartado estético, incluyendo y posicionando al capital humano en el concepto de ser parte de equipos que entran en un flujo de trabajo empresarial que coarta la visión global de la comunicación, aislándolos de conceptos y prácticas como conocer el valor del diseño a nivel económico, la implicación del diseño en otros escenarios que no sean los estéticos, o su implicación estratégica en un pensamiento metodológico dentro de un organismo empresarial.

Nuestra interpretación.
Para una empresa, el diseño debe ser un medio, no debe entenderse como el propósito principal. Esta es la principal premisa que creemos se debe entender para disolver la disonancia entre profesionales del sector de la comunicación y los empresarios; que, por un lado, se sobre exalta y lo convierte en procesos complejos y costosos, y por el otro lo devalúa, dejándolo únicamente en un estado estético sin relevancia estratégica.

Para romper este paradigma creamos un sistema metodológico basado en el branding que tiene por objetivo trazar y organizar el camino de manera coherente para una empresa. Una metodología con base en branding estratégico que no está pensada para que sea interpretada únicamente por diseñadores, la idea principal es establecer un diálogo simple y directo, que cuide el nivel de inversión de capital en comunicación, ofreciendo un sistema coherente de crecimiento, todo ello pensado para una persona que lleva una empresa y que no tiene un concepto claro del impacto del diseño en la industria, y como este puede ser el medio para la diferenciación. Esta metodología se llama Cyclical Branding, es nuestra piedra angular de diseño, gestión e implementación para proyectos en activo, desarrollo de nuestras clases en el entorno universitario y ahora establecer procesos de auditoría.

La evolución.
Con años de testeo y puesta en marcha de nuestra metodología tuvimos la oportunidad de dar otro salto que nos permite llevar la visión del diseño estratégico al entorno empresarial. Este salto se llama Auditorías Cyclical Branding, y son el modelo teórico-práctico desde el cual podemos abordar de manera aún más real y certera el objetivo de medir lo intangible, de ofrecer un proceso de análisis por medio de datos, desde el cual se puede ver e interpretar la globalidad de la experiencia de marca. Son 8 ejercicios, divididos en 30 ejes que están compuestos por 104 variables de evaluación, estos datos componen el Algoritmo Cyclical Branding y gracias a su promedio podemos ver de manera visual la manera en que se administran los recursos que componen la experiencia de marca.

El Cyclical Branding como modelo metodológico es nuestra propuesta que hace tangible las estrategias de branding, las cuales se vinculan a las experiencias de marca y que permiten al empresario conocer una hoja de ruta desde la cual optar por el crecimiento, el impacto y la diferenciación de su marca.

Si quieres más información acerca de nuestra metodología y los procesos de capacitación de marca, desarrollo y consultoría de proyecto o programas de auditorías, por medio de un email a manager@brandcelona.com, te podremos enviar toda la información para ampliar tu visión acerca del diseño como medio para alcanzar objetivos empresariales.

Prólogo para las marcas

Por un lado, tenemos una publicidad que sirve para la construcción de marcas, basada en un discurso social y relacional; y en el otro lado, el mundo del click through, que persigue la eficiencia en la comunicación para generar una acción de compra. La comunicación, es el elemento clave
para las relaciones fructíferas y duraderas.

Negocios 1.0 se basan en las ventas
Negocios 2.0 se basan sobre todo en las relaciones.

Las marcas deben tener un papel significativo y relevante en la vida de los ciudadanos. Ahora, gracias a las redes, todos somos más activistas y también más incrédulos con las administraciones, por eso esperamos que las marcas se impliquen en cuestiones sociales, culturales y políticas. Debido a ello, en Cyclical Branding® hablamos del cómo y nunca de los productos que nos llegan a nuestras manos.

Los entornos digitales son un ecosistema rentable para vender, pero no tanto para construir vínculos emocionales. Por eso es importante tratar de articular las relaciones a través de canales propios, ya sea personalmente, como en las tiendas, por email inclusive o teléfono.

En Cyclical Branding® estamos especialmente satisfechos de algunos proyectos exclusivos que hemos creado para nuestros clientes con este propósito.

Desde nuestro equipo vivimos esta transformación de una forma privilegiada porque firmamos parte importante de los proyectos de innovación que las empresas y organizaciones desarrollan. Hemos pasado de desarrollar páginas web y redes sociales al branding relacional a través de las experiencias de marca. Poco a poco nos hemos ido convirtiendo en una agencia mucho más tecnológica de forma natural.

Tenemos claro que la diversidad y la inclusividad son muy importantes para nosotros. Cyclical Branding® es mejor cuanto más diversa sea. La diversidad de profesiones, perfiles, procedencia, genero nos ayuda a construir una panorama más amplio y real de la sociedad que nos rodea. De hecho, el branding es cada vez algo menos relacionado con los diseñadores exclusivamente. De aquí nuestra herramienta Audit Brand by Cyclical Branding®.

Estamos convencidos de que, en la actualidad, es mucho más importante para una compañía crear una marca que definir un modelo de negocio. Y la misión del Cyclical Branding® es, precisamente responsabilizarse de la creación de marcas, compartir conocimiento de las mismas y evaluarlas para mejorar.

Cyclical Branding® trabaja con el propósito de relacionar las marcas en su entorno y creemos firmemente en el People First, donde equipo, cliente y ciudadanos/usuarios todos son igual de importantes y configuran el espectro actitudinal de la marca.

Sin medir la experiencia de tu marca y sin conocer de los elementos a mejorar, las empresas hoy ya no pueden ser competitivas y las empresas no mejoran si no evalúan la trazabilidad de ser experiencia de Marca.

Si quieres más información acerca de nuestra metodología y los procesos de capacitación de marca, desarrollo y consultoría de proyecto o programas de auditorías, por medio de un email a manager@brandcelona.com, te podremos enviar toda la información para ampliar tu visión acerca del diseño como medio para alcanzar objetivos empresariales.

Auditoría Cyclical Branding®

Queremos que el branding como disciplina se entienda como la percepción que dará el punto de inflexión y generará valor a las empresas. Este es nuestro objetivo, nuestra manera de desarrollar nuestro trabajo y la finalidad del proceso de auditorías que estamos presentando.

El método de auditar las experiencias de marca nace gracias a la experiencia de más de una década trabajando en el sector, desarrollando, diseñando e implementando experiencias de marca con un sentido estratégico y omnicanal, donde la premisa siempre es el impacto, la diferenciación y el crecimiento de manera consecuente y real.

Nuestra auditoría funciona gracias a la creación de nuestro algoritmo, esta fórmula matemática que está compuesta por 8 ejercicios basados en las 8 áreas de trabajo metodológico del Cyclical Branding®, que se subdivide en 30 ejes de análisis y que lo componen 104 variables de evaluación, son las que nos permiten entender e interpretar el estado de una experiencia de marca en base a un porcentaje numérico.

De menos a más, de como el detalle hace parte fundamental del panorama general. Esa es la manera en la que establecemos nuestro proceso de auditoría, hacemos un análisis dividido en tres etapas que permite entender de manera real la estrategia y estabilidad de la experiencia de marca de un organismo empresarial.

El objetivo para la dinámica de las auditorías es encontrar la cohesión del mensaje corporativo en la relación espacio-tiempo en el interior y exterior de la empresa, el algoritmo nos podrá mostrar de manera visual el estado actual de la experiencia y como en consecuencia saber que escenarios se deben trabajar, buscando el crecimiento coherente.

Este es un análisis estratégico que se aleja de la percepción estética. Todo se evalúa bajo los valores y las premisas de valor que contempla la marca, y que son eje para el análisis de la experiencia de marca. El resultado obtenido se da gracias a la cohesión del algoritmo del Cyclical Branding® y un proceso de interpretación del medio, la marca, su estructura y coherencia del mensaje por parte del equipo de profesionales en activo del Cyclical Branding®.

Creemos que de esta manera podemos construir un camino ágil que busca establecer que las estrategias de comunicación se desarrollen bajo un proceso analítico y se ejecuten en el momento adecuado, que tengan una misión clara y que sobre todo se establezca bajo etapas de revisión constante.

Si quieres tener más información acerca de nuestro proceso de auditoría, por medio de un email a manager@brandcelona.com, te podremos enviar el brochure de la auditoría con información adicional.

CYCLICAL BRANDING AUDIT // AUDITORÍA CYCLICAL BRANDING

Llevamos la visión del diseño y el pensamiento estratégico más allá de sus límites estéticos, pretendemos mediante nuestra manera de pensar, actuar y trabajar creando una visión de diseño, en el que éste se interprete de una manera diferente, certera, con impacto y sobre todo que sea un agente del cambio.

Somos fieles creyentes que el diseño debe ser el puente entre la sociedad y los negocios, esta disciplina es el medio que entiende la visión de las personas y las convierte en soluciones que se ven materializadas en experiencias.

Con más de 15 años de experiencia en el sector de las marcas, creándolas, diseñándolas y gestionándolas, sabemos que una buena marca, es simplemente el resultado lógico de un proceso bien gestionado, y sabemos de sobra que la única manera de llegar a esto es estableciendo un hilo conductor coherente entre objetivos reales que se puedan ejecutar.

En este camino llevamos más de 6 años trabajando, perfeccionando y poniendo a prueba nuestra metodología en formatos como proyectos en activo, clases y talleres en universidades a nivel internacional y consultorías estratégicas para diversas entidades de carácter público y privado. El transcurso de todo este tiempo y experiencias nos ha permitido recoger una gran cantidad de conocimiento para llegar al punto en el que estamos ahora mismo, en el que estamos presentando nuestra nueva modalidad de auditorías estratégicas basadas enteramente en nuestra metodología Cyclical Branding® y sobre todo nuestra experticia en el sector de la creación, diseño, gestión y ahora de auditorías para experiencias de marca.

Objetivo.

Las auditorías del Cyclical Branding®  tienen el objetivo de obtener un valor cuantificado acerca de la experiencia de una marca. Este resultado lo obtenemos del análisis en detalle de medir 8 áreas con 8 ejercicios específicos, son 30 ejes que los componen con 104 factores que se ponen en estado de estudio los cuales permiten analizar y promediar la efectividad de la experiencia de marca según la estrategia que se esté desarrollando.

Beneficio.

El proceso de auditoría es un sistema estadístico de medición que permite mediante nuestro algoritmo, promediar los ejes y obtener un resultado numérico reflejado en porcentaje, en un rango de 0 a 100%. Donde las marcas se clasifican de manera consecuente según sea el resultado obtenido.

Conclusiones.

Todo este proceso de auditoría concluye en dos etapas, la primera es un resultado matemático que nos da el algoritmo según los datos valorados e insertados. Después de este primer análisis, el auditor vuelve a recopilar los datos, muestras y material de la auditoría para hacer un análisis de coherencia entre todo lo propuesto y ejecuta la fase final de la auditoría en base a su experiencia y casos prácticos en el desarrollo de proyectos. Esto nos permite tener un doble enfoque en el desarrollo de las conclusiones expuestas en el informe final, además que nos va permitir tener un hilo conductor coherente de cara a la presentación de soluciones para los escenarios encontrados.

La auditoría Cyclical Branding®  nos permite como empresa gestora en experiencias de marca, medir de manera certera y con un hilo conductor coherente el medio desde el cual podemos abordar cada proyecto, estableciendo un equilibrio entre inversión y objetivos, dando de esta manera una operativa medida y ajustada a las necesidades de cada caso en particular, ofreciendo un enfoque claro, competitivo y coherente.

Si quieres saber más acerca del proceso de auditoría, envíanos un email a manager@brandcelona.com para obtener más información.


We bring design’s vision and strategic thinking beyond its aesthetical limits, pretending through our way of thinking, acting and working to create a design vision, where this is understood differently, truthful, astonishing and most of all, it has to be a change agent.


We are loyal believers that design has to be a channel between society and businesses. Being this discipline the way to understand people’s vision and turn them into solutions known as experiences.


With more than fifteen years of experience in the branding field, creating brands, designing and managing them, we can tell that a good brand, is simply the logical result of a well-managed process. We also know perfectly that the only way to get these results is by establishing a consistent common thread between real goals that can be achieved.


We’ve been working in this field for more than six years now, getting better and testing our methodology on active projects such as classes, university workshops at an international level, and strategic consultancies for various entities of both public and private character. All this time and experience allowed us to get a lot of knowledge to get where we are now, presenting our new branch of strategic audits based entirely on our Cyclical Branding methodology and of course in our expertise in creation, design and management and now audits for brand experiences fields.

Objectives
Cyclical Branding® audits have the priority to obtain a quantified value about a brand experience. This result can be accomplished from the following detailed analysis: measuring 8 areas with 8 specific exercises, that are 30 axes compounded by 104 factors that lead to a study that allows us to analyse and get the effectivity of the brand experience according to the strategy developed.

Benefits
The audit process it’s a statistic measuring system. This system helps, through our algorithm, to average out the axis and get a numeric result written as a percentage from 0% to 100%. This way, each brand gets classified in a consequent way depending on their result.

Conclusions
This audit process can be explained in two stages. The first stage is a mathematic result that gives us the algorithm according to the inserted data. After this analysis, the auditor takes the material to do a consistent analysis from all that’s proposed. Later on, executes a final phase of the audit based on the experience and practical cases (gotten from the development of all projects). All this allows us to have a double focus in developing conclusions exposed in the final report, and it also allows us to have a common thread for the presentation of solutions for the found scenarios.


Cyclical Branding® Audits allow us as a business and managers of brand and experiences, to measure in a truthful way and with a consistent common thread from which we can address each project. We can establish an equilibrium between investment and objectives, giving this way an operative and adjusted measure to all needs of each case, in particular, offering a clear, competitive and consistent focus.

If you wish to know more about this process of the Cyclical Branding Audits, write us at
manager@brandcelona.com to get more information.