User coaching for using our products // Entrenar al usuario a usar nuestros productos

Psaging Barcelona via cutesuite.wordpress.com

Psaging Barcelona via psaging.com

Psaging Barcelona via psaging.com

When talking about brands in health and wellness, their products and services must be endorsed with the correct use and their optimal integration into the habits and lifestyle of the user. Bringing this knowledge greatly improves engagement between the brand and the customer for several reasons: 1. The user receives these recommendations as an added value of the brand and its products, 2. The philosophy of the brand is integrated into the user’s lifestyle and 3. The recommendations may become a way of promoting cross-selling products and services.

A clear example of this “user coaching” in wellness is Psaging. This brand of health, beauty and natural nutrition focuses on the concept of teaching to prepare our bodies nutritionally to prevent future problems and they do it with positivism and empathy with their users. Proposing to change the “getting older” by growing up and aging by live, ultimately, they promote messages of “mens sana in corpore sano” and positive vitality as a way of life. Through the phrase “Today could be a great day” they emphasize the importance of the morning in our day to day as a turning point to nourish our body and mind.

They have 9 establishments throughout the Spanish territory and are characterized by providing them with a fresh, modern and gourmet style changing the traditional image of an herbalist. Clean wood, warm light, arranged shelves and monthly product demonstrations make of them friendly spaces to ensure a close contact with visitors. 3 main sections are differentiated in their stores: nutritional supplements, natural cosmetics and organic food. They also have a fantastic online store, and argue their vision concept through the magazine “Psaging Magazine”a blog and Psaging Guides. These are full of recipes, tips and healthy habits to ensure optimum use of their products.

—-

Cuando hablamos de marcas dedicadas a la salud y el bienestar, sus productos y servicios deben ir acompañados de un correcto uso y de una integración óptima de éstos en los hábitos y estilo de vida del usuario. Acercar ese conocimiento mejora notablemente el vínculo afectivo de la marca y el cliente por diversos motivos: 1. El usuario recibe esas recomendaciones como un valor añadido de la marca y sus productos, 2. La filosofía de la marca se integra dentro del estilo de vida del usuario y 3. Las recomendaciones pueden convertirse en soportes en los que fomentar la venta cruzada de productos y servicios.

Un claro ejemplo de este “coaching” en bienestar es Psaging. La marca de salud, belleza y nutrición natural se centra en el concepto de enseñar a preparar nuestro organismo nutricionalmente para evitar futuros trastornos y lo hacen de una forma positiva y empática con sus usuarios. Proponen cambiar el “hacerse mayor” por el crecer y el envejecer por el vivir más, en definitiva, promueven mensajes de “mens sana in corpore sano” y de vitalidad positiva como una forma de vida. A través de la frase “Hoy puede ser un gran día” hacen hincapié en la importancia de las mañanas de nuestro día a día como momento crucial para nutrir el cuerpo y la mente.

Cuentan con 9 establecimientos repartidos por el territorio español y se caracterizan por dotarlos de un aire fresco, moderno y de gourmet a la imagen tradicional de las herboristerías. Madera limpia, luz cálida, lineales ordenados y demostraciones de producto mensuales hacen de ellos espacios amables y de contacto cercano con los visitantes. En sus establecimientos se diferencian 3 secciones principales: complementos nutricionales, cosmética natural y alimentación biológica. Además, cuentan con una fantástica tienda online, y argumentan su concepto a través de la revista “Psaging Magazine”, su blog y las guías Psaging. Todo ello lleno de recetas, consejos y hábitos saludables para garantizar un uso óptimo de sus productos.

Slow Shopping

Last Friday 20 we read on La Contra of  La Vanguardia an interview with Pier Giorgio Olivetti, a citizen of the slow movement that explained their bet for the continuity of crafts and artisans through citizen involvement. This is the case of the Italian town Abbiategrasso  and more than 150 other towns and cities that join to this philosophy of stopping globalization and homogenization by calming the daily grind. This does not preclude the adoption of new technologies and innovation to enrich processes and approach bidirectionally consumers and producers.

Despite not being able to support on scale economies, slow trade promotes special attention and customer care that generates social value due to proximity and customization. Aspects that compensate their higher price in the market, ensuring the minimal involvement of intermediaries and a fair treatment for the producer’s job and the employees in the process.

Creating spaces for dialogue and exchange of knowledge that contribute to form and to build an enjoyed and conscious lifestyle , we can bet for the transmission of values beyond the simple selling process.

One can escape from the express buying trends by creating shops to delight consumers with having a great and friendly time by a differential brand concept. This may be a highly valid ( and successfully) strategy to not only gain a foothold in the market but to earn the fidelity and the loyalty of our customers and even suppliers.

In this link, you will find a list of some slow international trades through the site slowretail.com.

—-

El pasado viernes 20 leíamos en La Contra de La Vanguardia una entrevista a Pier Giorgio Olivetti, un ciudadano del movimiento slow que hablaba de cómo se había apostado por  la continuidad de oficios y artesanos gracias a la involucración ciudadana. Es el caso del municipio italiano de Abbiategrasso como de otras 150 más ciudades y barrios que se suman a esta filosofía de frenar la globalización y homogeneización calmando el ajetreo cotidiano. Todo ello no impide la incorporación de nuevas tecnologías e innovación para ayudar a enriquecer los procesos y acercar de forma bidireccional al consumidor y al productor.

A pesar de no poder respaldarse tanto en economías de escala, el comercio slow promueve una atención y cuidado del cliente que genera valor social gracias a la proximidad y la personalización. Aspectos que compensan su mayor precio en el mercado, garantizando la mínima participación de intermediarios y el trato justo del trabajo del productor como de los empleados en el proceso.

Creando espacios de diálogo e intercambio de conocimiento que contribuyen a formar y dar cabida a un estilo de vida disfrutado y consciente, podemos apostar por la transmisión de valores más allá del simple proceso de venta.

Uno puede escapar de las tendencias de compra exprés creando comercios en los que deleitar a los consumidores con pasar un rato agradable y amable gracias a un concepto de marca diferencial. Esta puede ser una estrategia muy válida (y exitosa) para no sólo hacerse un hueco en el mercado, sino ganarse la fidelidad y la lealtad de nuestros consumidores e incluso, nuestros proveedores.

En este link, podréis encontrar un listado de algunos comercios slow a nivel internacional gracias al site de slowretail.com .